MINORIAS ETNICAS: EL PUEBLO GITANO

Mucho peor que la marginación de tipo socioeconómico, al que se ha sometido al pueblo gitano en nuestro país desde hace siglos, ha sido aun hoy día la actitud de desprecio e infravaloración, también secular que ha mantenido la sociedad paya. Un comentario que escuchamos con mucha frecuencia es que «son ellos los que no quieren integrarse». Esta actitud ha generado en muchos gitanos un efecto más nocivo que la situación de pobreza material, ante la cual han surgido mecanismos de defensa.
 
- Los gitanos en todas las partes de Europa son víctimas de racismo.
- Sus derechos fundamentales son violados o amenazados de manera regular, especialmente en lo que concierne a la protección de la salud, al derecho a la educación, a condiciones de vida decentes, a la protección social, al trabajo, a la representación política, a una buena administración de la justicia.
- Las discriminaciones que sufren en numerosos aspectos de la vida económica y social tienen como consecuencia atentados graves contra su salud.

HISTORIA DE LOS GITANOS:

 

Las investigaciones sobre el pueblo gitano determinan que procede originariamente de una región del norte de la India, Punjab, de donde salió entre los siglos VIII y XII. De ahí se extendieron principalmente por Europa y Asia y ya desde el siglo XV podemos encontrar personas de etnia gitana en España.

 

 

El camino empezó en la India...

El pueblo gitano (también llamado Romà o Romani) es indio de origen, existiendo un alto consenso de todos los gitanólogos o estudiosos del tema en la localización y origen de dicho pueblo, ubicándolo en el Noroeste de la India. Huyeron de la región durante los conflictos entre los indios y los guerreros Árabes y Mongoles, hace unos mil años, y se instalaron en los países del Medio Oeste, incluyendo Persia y Egipto. En concreto se originó en el noroeste del subcontinente indostánico, que abarca las regiones del Punjab y el Sinth. Según el lingüista Vania de Gila Kochanowski, en el siglo IX el Islam invade la India y los indios que moraban en los territorios noroccidentales de la península indostánica emprenden una gran migración hacia el oeste. La segunda migración se produce en el siglo XIII, cuando los hoy llamados gitanos abandonan sus casas ante la llegada de los ejércitos mongoles que conquistan el territorio. A partir de entonces el éxodo de viajeros es continuo.

... cruzó Persia...

Pero según la historiografía iraní afirma que los gitanos -actualmente conocidos en Irán como «lurios»- llegaron a Persia en el siglo III DC, y se los llamó «sindis», o «indis», por el río que le dio el nombre a la India, de donde provenían los gitanos.

El doctor Donald Kenrick no cree que el camino que desde la India trajo a los romà hasta las orillas del Mediterráneo occidental fuese recorrido por un grupo uniforme de población india que se dirigía hacia el oeste. Kenrick apuesta por que «los inmigrantes indios, procedentes de distintas tribus -Sott, Sindhi-, se casaron entre sí, se mezclaron en Persia y allí formaron un pueblo denominado Dom o Rom. Gran parte de ellos prosiguieron luego su desplazamiento hasta Europa y sus descendientes son los gitanos de hoy».

Los oficios que ejercían estos hombres iban desde soldados y agricultores hasta artesanos y artistas. Las hambrunas, las invasiones de los hunos, de los árabes o de los mongoles, las guerras y los desórdenes, y la esperanza de encontrar unas mejores condiciones de vida en otra tierra hicieron que poco a poco diversos grupos de gitanos viajasen en pos del Sol, atravesando el Bósforo y llegando a Europa.

... y siglos después los romà llegan a Europa

 

 

LOS GITANOS EN ESPAÑA:
 
Según la documentación que conocemos, la primera corriente migratoria de gitanos penetra por los Pirineos a comienzos del siglo XV y otros grupos aparecen por la costa mediterránea procedentes de países costeros a quienes se les llamó «grecianos» y cuyo éxodo puede relacionarse con la invasión turca de Constantinopla en 1488.

Políticamente la sociedad española de este siglo estaba dominada por el espíritu de las cruzadas contra el Islam (la «Reconquista»), y por una serie de valores, ideas y prácticas religiosas que facilitaban el peregrinaje a los lugares santos (como por ejemplo Santiago de Compostela), para así gozar de una serie de privilegios (La paz del camino). Es un momento de euforia política y religiosa. A este período se le denomina idílico.

 

Al principio de su llegada a la Península Ibérica, los gitanos son bien acogidos. Vivían con libertad y sus habilidades artesanas, su facilidad para entretener y divertir, eran apreciadas.
 
A pesar de esta etapa empiezan aparecer los primeros síntomas de mal entendimiento y de ruptura que darán lugar a la promulgación de leyes antigitanas, lo que supone el fin de la buena acogida.

La hegemonía del cristianismo acaba con la convivencia más o menos armoniosa y pacífica entre diversas culturas y religiones (judíos, árabes y cristianos) que es sustituida por el fanatismo y la represión.
 
Con los Reyes Católicos se inicia el acoso de los gitanos. La ley exigía que se asentaran y dejaran de ser errantes, que sirvieran a un señor y que tomaran un oficio. Simultáneamente ordena a los gitanos que abandonen su lengua, su forma de vestir, sus costumbres y relaciones. Esta ley preveía la expulsión de todos los gitanos si es que no se acogían a la alternativa de su desaparición sociocultural.

Así, en nombre de la fe, los Reyes Catolicos y la Iglesia a través de la Inquisición, ponen en pie los que han sido hasta hace poco los pilares ideológicos de las clases dirigentes españolas: «Un único y absoluto poder político, una única religión, una única lengua, una única cultura y por consiguiente una única manera de ser y sentir».
 
En esa situación, los gitanos aparecen entonces como gente peligrosa, difícil de domesticar y de controlar. Su forma libre de vivir y su apego a sus costumbres y tradiciones, no sólo no encajaban en la sociedad férrea y homogénea que pretenden los Reyes Católicos y posteriormente sus sucesores, sino que eran mal ejemplo. A partir de ahí, comienza la represión política contra este pueblo que ha durado hasta hoy.

 

CARACTERÍSTICAS:

- Demográficas: En cuanto a características puramente demográficas cabe señalar que se trata de una población sedentaria, habiendo cambiado sus pautas de vida nómadas por una vida mucho más asentada en un territorio. Los gitanos se caracterizaban por la ausencia de un territorio fijo. De ahí que sea más importante tener un buen medio de transporte que una buena vivienda. La sabiduría no se adquiere por los estudios sino por la experiencia de entrar en contacto con otros pueblos, paisajes, costumbres...

- Minoría étnica: Intervienen tres factores fundamentales en la identificación de los gitanos como minoría étnica:
- La idea de un carácter común (origen, raíz oriental, historia, rasgos..).
- La diferenciación de otros grupos (sobre todo a nivel cultural ).
- La interacción con otros grupos en un contexto plural y más o menos jerarquizado.

- Marginación: En los años 50 se produce una verdadera transformación de la agricultura y la industria en general que de nuevo sitúa a los gitanos fuera del sistema productivo. Sus oficios y habilidades ya no son necesarios por la incorporación de la maquinaria a la agricultura. Los gitanos se ven arrastrados por la industrialización y la modernización de las estructuras productivas que trajo consigo nuevos comportamientos sociales.

En la medida que comenzaron a competir por los puestos de trabajo, comunes a los demás, y que la nueva situación les obliga a convivir con los no gitanos, en los barrios, en los bloques de pisos, etc., se encuentran con el rechazo de una sociedad que no los aceptaba y cuyas frustraciones cada día son más agobiantes porque encuentran en el desprecio a los gitanos una válvula de escape.


A pesar de todo, hoy existe un buen número de descendientes de aquellas familias que tienen formación universitaria, otros son profesionales en diversos sectores y una mayoría que lucha cada día por ganarse la vida de la forma más digna posible con la venta ambulante en los mercadillos.

Otra cara de la misma moneda es la miseria, el chabolismo, la marginación, la discriminación,...

- Organización del parentesco: La organización social gitana se estructura a partir de las relaciones de parentesco, en linajes patrilineales, de manera que cada persona pertenece a uno de ellos y todos ellos agotan la comunidad gitana. Ningún gitano lo es realmente si no puede decir cuál es su grupo. El linaje patrilineal, al que las gitanas suelen llamar «raza o rai» está constituido por un grupo de personas que se consideran descendientes de un antepasado común al que todos ellos pueden trazar su vinculación genealógica a través de conexiones masculinas.

El individuo en la sociedad gitana, está inmerso en el sistema de parentesco y de él recibe su personalidad social. La pertenencia a un grupo parental es el fundamento del reconocimiento de una persona como miembro de derecho dentro de la comunidad. Dentro del grupo encontrará la satisfacción de sus necesidades tanto físicas como afectivas y establecerá lazos de relación con otros miembros de su mismo grupo, con otros grupos y encontrará su núcleo básico de defensa y cooperación.

La adscripción al grupo de parientes es como hemos dicho patrilineal, de manera que las hijas pasan a formar parte del linaje del padre. El sistema de parentesco regula las alianzas, las hostilidades, la competencia y la solidaridad. Las alianzas o hostilidades en la comunidad gitana se encuentra regulado por este sistema. Se diferencian dos ejes: El sexo y la edad. Derechos y obligaciones se distribuyen según estos criterios que van ligados al principio de autoridad, del más viejo al más joven, del hombre a la mujer.

Se distinguen 4 tipos de edad:

- Niño: Desde que nace hasta la pubertad. Es también una población muy joven, en la que abundan los niños y adolescentes. Esto se debe a unas tasas de natalidad más elevadas que las del resto de la población y a una esperanza de vida inferior.
- Mozo: Desde la pubertad hasta el matrimonio. Se le asocian valores de astucia para defender a su familia. La moza debe ser útil a su madre en cuanto al trabajo, cuidar a sus hermanos. Su mayor virtud es la virginidad.
- Casados: Los hijos varones permanecen en casa de sus padres una vez casados.
- Tíos: Corresponde a la madurez mirar por la familia. Destaca por sus consejos y su prudencia.

La mujer esta supeditada al padre si está soltera y a su marido si está casada. Ella es la  encargada de organizar la actividad doméstica. También llegara a ser tía si ha demostrado su virtud, ha tenido hijos y ha sabido buscar la vida para su familia.


La primera y principal obligación del gitano es el respeto a su familia inmediata, luego respeto a la externa, y finalmente respecto a cualquier gitano frente a los no gitanos.

- Leyes gitanas:

 

El Pueblo Gitano se ha dotado de una serie de normas propias que son la base de la identidad colectiva y la garantía de permanencia como pueblo.

Esas normas constituyen un verdadero «cuerpo legislativo» no escrito, pero no por ello menos completo y útil. Son un conjunto de normas que gozan del respaldo y la aceptación absoluta del conjunto de la población gitana, regulando los aspectos fundamentales de la vida social y económica de sus miembros, siempre que esas relaciones sociales o económicas afecten a otros gitanos. Lo común es la obligación de los miembros de la comunidad de respetar y cumplir las leyes.

La comunidad gitana, al dotarse de unas normas propias que regulen la convivencia de sus miembros entre sí, está actuando como un pueblo consciente de que esas normas son necesarias para mantener su carácter de tal. Esas normas gozan del respaldo y la aceptación, que la misma presión social de la comunidad sobre el que no las cumple es la mejor garantía.

Uno es gitano en la medida que acepta y cumple las leyes gitanas, porque esas leyes han probado ser buenas y positivas para el conjunto del pueblo. Son leyes que les han permitido vivir en medio de una sociedad hostil, manteniendo su cohesión como grupo.
 
Las «leyes» gitanas tienen su razón de ser al hacer posible la solución de los conflictos lógicos en cualquier grupo por la vía pacífica. Cuando se produce la violencia entre gitanos es cuando o bien la «Ley Gitana» no ha intervenido o bien cuando lo ha hecho y es incapaz de imponerse; como por ejemplo:


- El respeto a la familia.
- El cuidado de los hijos y de los ancianos que gozan del respeto y la consideración máxima.
- La hospitalidad como obligación que debe manifestarse con agrado y la máxima atención.
- Tener honor, que significa el cumplimiento de la palabra dada y la fidelidad a la «Ley Gitana».
- El sentido de la libertad como condición natural de la persona.
- El sentido de la solidaridad y la ayuda para con los miembros de la etnia como obligación.
- El cumplimiento de las decisiones tomadas por los mayores cuando éstos lo hacen en cumplimiento de la Ley Gitana.

- Legitimidad del poder:

 

Este poder viene legitimado por acuerdos negociados por los jueces. La fuerza del poder del linaje viene legitimado por el respeto, «se puede ser fuerte y no ser un hombre de respeto».

- La distribución del poder:

 

Lo distribución de los roles (el papel que cada individuo ejerce en la sociedad) viene definida por el sexo y la edad. En el varón son básicamente cuatro:

- Vara:  Todo hombre o muchacho con capacidad de luchar. La fuerza de una familia se mide por el número de varas que dispone.
- Bató: Es un hombre casado, preferentemente según los viejos ritos, y es responsable de una familia nuclear.
- Tío: Es un gitano de edad que, por sus años, su poder y su comportamiento conlleva el respeto de las demás.
- Patriarca: El jefe reconocido y cabeza visible de una familia extensa. El poder del patriarca no es absoluto. Se asienta en su autoridad moral y el respeto que el gitano siente por sus mayores, de forma que el patriarca actúa como «primus interpares» (el primero entre iguales o el tío con mayor autoridad dentro de la familia extensa que los demás apoyan con su consejo) encargado de interpretar la ley tradicional y velar porque se cumpla.

Son los ancianos los de mayor experiencia y por tanto los más justos a la hora de encontrar salida a los conflictos y transgresiones a la ley. No se adquiere solo por la edad sino que han demostrado su virtud en referencia al código de valores y leyes gitanas, cumpliendo sus obligaciones, siendo prudente y buscando la paz. Son hombres de respeto, palabra y honor. A los ancianos, normalmente a partir de los 50 años, que detentan la autoridad, se les llama «tíos».

Dentro de cada linaje se van configurando determinadas estructuras de discusión y participación a nivel interno. Dentro de ellos, lo más importante es el «consejo de ancianos» (Kris Romaní) que ostenta lo autoridad política y la representatividad del grupo o linaje.

El hombre es el que ejerce el poder en exclusiva dentro de cada linaje. El niño es el eje central de la familia y el portador de la descendencia.

- La mujer:

 

Representa un papel importante aunque sea secundario, ya que en ella descansa la transmisión de estos valores culturales. La mujer está subordinada a sus padres y a sus hermanos en su vida de soltera, y a su marido cuando se casa.

Durante la pubertad y hasta que contrae matrimonio permanece bajo un rígido control por parte de su padre y sus hermanos y de forma muy especial por parte de su hermano mayor. La virtud de la gitana moza está ligada junto a su laboriosidad, a su comportamiento sexual (su virginidad) y la fidelidad a su marido.

Cuando la mujer contrae matrimonio pasa a ser considerada, por lo menos en gran parte, un miembro más del linaje de su marido, pero sigue teniendo derechos y obligaciones en su propio linaje, del que continúa siendo miembro toda su vida. Otro aspecto valorable en la mujer gitana es el tener hijos y si estos son varones mejor, pues su influencia y su prestigio aumenta. La mujer forma parte también de la economía del hogar. Su trabajo trasciende del ámbito del trabajo doméstico. Suele desempeñar el papel importante de asegurar la subsistencia cotidiana de la familia.

De forma parecida al hombre, la mujer gitana, en la madurez, puede llegar a ser «Tía», mujer de respeto si a lo largo de su vida ha existido un apego y cumplimiento de la ley gitana. Por lo tanto, se es una «Tía» cuando fue virgen, se casó por el ceremonial de boda gitana, fue fiel a su marido, colaboró con él económicamente, trajo al mundo muchos hijos (sobre todo varones) y cuando enviudó y se quedó sola.


Desde hace algunas años se viene produciendo dentro del Pueblo Gitano una lenta evolución que pone en cuestión el papel asignado a la mujer dentro la estructura social gitana. Algunas mujeres gitanas están tomando conciencia de su situación y se están produciendo fenómenos como la soltería o las matrimonios mixtos entre gitanas y payos. La mujer gitana se ha encontrado a lo largo de la historia entre dos frentes, por una parte el rol que el grupo de pertenencia espera que desempeñe y, por otra parte, el estatus que ella espera conseguir dentro de una sociedad que le ofrece otras posibilidades.

- Cultura gitana:

 

La existencia de una cultura propia es de suma importancia a la hora de configurar a un colectivo como pueblo. La cultura es la expresión de la cohesión de un pueblo. Para los gitanos lo que conforma la cultura es la lengua, las leyes gitanas y el compendio de tradiciones, costumbres, ritos y expresiones artísticas que el conjunto de los gitanos reconocen y aceptan como propias, en la medida que son expresiones de su vida cotidiana.

Uno de los rasgos más característicos del pueblo gitano es la ceremonia del matrimonio y el ritual funerario:
 
- La ceremonia del matrimonio: La alianza matrimonial es el punto de unión entre dos grupos parentales, que se mantienen independientes en cuanto a su organización política y económica. La filiación es patrilineal, por lo tanto los hijos habidos en un matrimonio pasarán a formar parte del linaje del padre.

Entorno al matrimonio se crea la cooperación necesaria para el funcionamiento de lo unidad doméstica y se estructuran las relaciones con los parientes más cercanos de ambos cónyuges, configurándose así el marco de convivencia y organización económica en la vida cotidiana.

En el matrimonio tradicional, el noviazgo es corto. Aunque la elección del futuro cónyuge es ahora casi libre, los padres suelen dar un consejo sobre cuál es, a su juicio, la persona más conveniente o adecuada.

El siguiente paso es el «pedimento de la novia» y más tarde se fija el día de la boda. Se celebra el acontecimiento con una fiesta. Si el matrimonio decide celebrar por el ritual gitano, toda la ceremonia girará entorno a la virginidad de la novia. Este ritual tiene un marcado carácter festivo.

En la boda participan ritualmente todos los componentes más importantes de la estructura social de la comunidad gitana. El papel de las ancianas, del padre, el de los linajes implicados, el baile de los hombres de la novia en brazos, la separación espacial de ambos sexos durante este momento...

- El ritual funerario: Es de los más valorados dentro de la cultura gitana. Este ritual comienza con el velatorio y hasta después del entierro, es el momento de contar las alabanzas del muerto, de recordar sus mejores aspectos y olvidar lo malo del difunto, de llorar y exhibir públicamente el dolor.

El entierro es, probablemente, el ritual gitano más impresionante y espectacular, cuando se trata de un varón adulto y sobre todo de un Tío. Toda la familia se une en el dolor. Existe fuertemente la creencia de que los antepasados muertos pueden intervenir en la vida de los descendientes y que son los protectores de la moralidad de los gitanos. Pueden intervenir en la vida de los vivos por alguna falta que hayan cometido sus parientes.

- La lengua gitana, el romanì:

 

El Pueblo Gitano se encuentra disperso por todo el mundo debido a sus múltiples migraciones, pero está unido por una lengua común. La lengua gitana (el romaní), manifestación máxima de la cultura del pueblo, es una de las lenguas más antiguas del mundo. Tiene raíces sánscritas, y fueron los lingüistas de finales del siglo XVIII los que pusieron las bases que apoyaban la afinidad entre el dialecto hablado por los gitanos y la lengua madre de la India. El Sánscrito es una lengua culta de larga tradición religiosa y literaria utilizada desde muy antiguo. De esta lengua Romanì, que actualmente hablan todos los gitanos del mundo, surgieron distintos dialectos como el Sinto o el Caló según los países en los cuales se iban asentando. En España se habla el Caló, conserva un léxico básico de la lengua pero adoptando la estructura gramatical castellano. Al mismo tiempo este dialecto ha enriquecido las lenguas españolas, especialmente el castellano, transmitiendo palabras a su vocabulario. Las causas determinantes de la disminución del uso del Caló han sido diversas, como  no disponer de medios y educación cultural suficientes para luchar contra la asimilación, el sedentarismo, las persecuciones habidas a lo largo de la historia, el desprestigio por desconocimiento y por el poder dominante, la obligación de utilizar el castellano como medio de comunicación, etc.

- Sistema de valores:

 

El sistema de valores de los gitanos es una manera diferente de enfrentarse al mundo, otra forma de vivir. Es un estilo de vida que organiza de forma distinta todas las aportaciones culturales que le llegan del entorno y las transforman, convirtiéndolas al modo de ser gitano.

La familia aparece como el elemento fundamental sobre el que pivotan la mayoría de las valores:

- Conciencia de un origen común.
- Reconocimiento y orgullo de ser gitanos.
- Solidaridad entendido como los deberes de las gitanos para con los gitanos.
- La libertad: El intenso apego a la libertad, tanto individual como colectiva.
- Gran espíritu de adaptación. El pueblo gitano a lo largo de su historia ha ido entrando en contacto con diferentes culturas. La cultura gitana, por su condición de minoría, se ha visto obligada a una adaptación más profunda a través de los tiempos, sin perder por ello su identidad gitana. La libertad es un acto de autoafirmación y de rebeldía frente al poder.
- El sistema simbólico de los gitanos es otro elemento importante de su identidad cultural. Como en toda cultura, existen una serie de elementos simbólicos que subyacen y sustentan su peculiar modo de enfrentarse al mundo.
- El flamenco: Expresión de una interpretación de la vida. Cuando se habla de flamenco nos referimos a aquel aspecto cultural del pueblo gitano que se manifiesta a través de la música, el canto, la danza, con el que los gitanos se sienten identificados.

- Vivienda:

 

La vivienda suele estar habitada por una sola familia nuclear aunque se puede encontrar compartida. La vivienda no esta ligada a cuatro paredes y un techo sino a un grupo reunido en una hoguera por su concepto de libertad.

- Escuela:

 

La escuela no es vista como un medio para conseguir una «promoción social». Al contrario, tiene normas «extrañas» para ellos ya que trasmite valores de la cultura mayoritaria, con lo que a los niños gitanos le ofrecen modos de vida diferente, produciendo desorientación ante las normativas escolares y la fragilidad de estas normas con respecto a las que vienen de su medio. Los niños no suelen separarse de sus padres, aprendiendo todo lo creen necesario para la vida. La tradición suele ser oral y su pedagogía es no-verbal. El padre espera educar al niño con el modelo de sus acciones. El niño aprenderá las costumbres gitanas y la manera de comportarse.

Esperan aprender unas reglas básicas: Los padres consideran que ellos dan la educación y que la escuela da unos conocimientos.

Algunos estudios revelan que el alto índice de absentismo está mucho más relacionado con el entorno socioeconómico de esta población y con el contexto escolar, que con lo que se ha venido identificando hasta ahora como causas culturales. «Es la situación económica la que determina el éxito o el fracaso escolar de estos chavales y no el ser gitano», opinan los investigadores. A pesar de que el profesorado asegura no tener rechazo hacia estos alumnos (responsabilizan especialmente al entorno familiar y la desmotivación de los chavales  de su fracaso escolar), las actitudes de los docentes hacia ellos también determina la asistencia a clase o el absentismo. «Entre los niños gitanos y los enseñantes se produce una incomunicación de carácter socioafectivo puesto que tienen unas estrategias de relación distintas». También tiene que ver con las relaciones con los otros compañeros y con que obtengan un buen rendimiento escolar: «Los niños gitanos tienen una conciencia muy clara de su situación de marginación y del rechazo que despiertan».

La influencia de la familia es decisiva para cualquier proyecto que pretenda incorporar a un niño gitano a la escuela y debe contemplar necesariamente acciones dirigidas a sus padres y a los miembros de su entorno.

Los problemas de escolarización comienzan ya desde el momento de la primera incorporación. El problema más grave es el nivel de asistencia regular y continuada. La primera intervención es conseguir que el niño vaya a la escuela de forma habitual, sino el desfase y la falta de rendimiento académico desembocará en el abandono generalizado de la escuela. Para afrontar este problema habrá que articular medios de apoyo y refuerzo tanto escolar como extraescolar.

Con los padres y familiares, básicamente se tendrá que trabajar:

- Ayuda domiciliaria: Destinada a corregir y paliar determinadas situaciones socioeconómicas de la familia que influye directamente en la escolarización de los niños.
- Educación familiar: Encaminada a la sensibilización y toma de conciencia sobre la situación, actitud y posicionamiento frente a la escolarización.

 

 




Imagen CURSO a distancia toda España y Latinoamerica: INTERVENCION CON COLECTIVOS DESFAVORECIDOS
Duración: 400 horas.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.
¡¡Ofertas y Descuentos!!

 

 

 




Imagen Curso a distancia toda España y Latinoamerica: MEDIADOR/A EN MARGINACION E INADAPTACION SOCIAL
Duración: 200 horas. Un año para realizarlo, sin tiempo mínimo.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.



OBJETIVOS:
- Conocer los aspectos epistemológicos que fundamentan la acción legal, psicológica, sanitaria, social y educacional que abarcan la acción integral sobre la marginación e inadaptación social.
- Saber qué entendemos por marginación e inadaptación.
- Tomar conciencia de la problemática de ciertos colectivos socialmente marginados y/o inadaptados para ampliar conocimientos y eliminar prejuicios.
- Conocer cuáles son las características psicológicas que nos permiten identificar y conocer más a fondo las motivaciones internas de las personas en riesgo de sufrir una situación de inadaptación y/o marginación social.
- Conocer y detectar cuáles son los ambientes socioculturales que favorecen el florecimiento y mantenimiento de esta realidad social.
- Promover criterios de actuación adecuados por parte de los diferentes servicios a los problemas derivados de una situación de inadaptación y/o marginación social en los diferentes ámbitos y situaciones en los que se desarrollan.
- Formar a los educadores/as (en su concepción más amplia) como agentes responsables de la realidad comunitaria en la que están insertos.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion



imagen curso alcoholismo
imagen curso drogodependencias y alcoholismo
imagen curso dinamias de grupos

imagen cursos menores en riesgo


iamgen cursos educador hospitalario

imagen cursos inteligencia emocional

imagen cursos marginacion social

imagen cursos violencia escolar

imagen cursos monitores de juegos

imagen cursos discapacidad intelectual 

imagen cursos animacion fisica tercera edad

imagen cursos intervencion con desfavorecidos


imagen cursos educador en medio abierto

imagen cursos educadores familiares

imagen cursos ludotecas

imagen cursos educadores de calle

imagen cursos educacion familiar

imagen cursos experto en ludotecas

imagen cursos violencia juvenil

imagen cursos familias en riesgo de exclusion social

iamgen cursos violencia de genero

imagen cursos prevencion de drogodependencias

imagen cursos sexualidad para educadores

imagen cursos monitores de ludotecas

cursos animadores de personas mayores


cursos psicologia para educadores

imagen cursos orientador laboral

cursos mediacion intercultural


imagen cursos integradores, animadores, trabajadores sociales

 

 

imagen animacion servicios educativos y tiempo libre

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03

 


Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

Instagram