DROGODEPENDENCIAS

El término droga se utiliza para referirse a aquellas sustancias que provocan una alteraci


ón del estado de ánimo y son capaces de producir adicción. El término incluye tanto las sustancias que popularmente son consideradas como drogas por su condición de ilegales como los distintos psicofármacos y sustancias de consumo legal como el tabaco, el alcohol o las bebidas que contienen xantinas como el café; además de sustancias de uso doméstico o laboral como las colas, los pegamentos y los disolventes volátiles.
 

 

 

 

 

No existiría «la droga», sino distintas sustancias, más o menos adictivas, consumidas de distintas formas por personas diferentes, y que pueden dar lugar a variados tipos de situaciones más o menos problemáticas.

Todos sabemos que uno de los colectivos más castigados por la discriminación es el de las personas que usan drogas. La sociedad condena el uso de drogas ilegales como la marihuana o la cocaína, y sin embargo no lo hace en el caso del uso indiscriminado de otras sustancias de consumo legal.

Las sustancias adictivas más usadas en nuestro país son el alcohol, el tabaco y los psicofármacos. Estos últimos usados a modo de paliativo de situaciones de ansiedad, y en forma generalmente solitaria, ya que su uso grupal es visto por el conjunto social como una práctica de drogadicción y, por lo tanto, condenada de la misma manera que las drogas ilegales.

El uso de drogas ilegales se ve como algo distinto. Existe una construcción social que origina un fuerte rechazo hacia la persona adicta o dependiente de sustancias Entre los antivalores que reflejan esta construcción o imaginario colectivo se encuentran la marginalidad, la peligrosidad, el carácter de vagos o vividores de las personas adictas, su improductividad social, su imposibilidad de llevar a cabo algún proyecto y un alto riesgo con respecto al VIH/SIDA, entre otros. Como toda construcción social, la que se forma del adicto está fundada por mitos, prejuicios y desconocimiento, originando de esta manera reacciones, conductas y juicios discriminatorios.

La drogadicción o drogodependencia es considerada por la sociedad como uno de sus principales problemas, y no sólo por sus efectos negativos a nivel individual, sino también por sus consecuencias sociales, que van unidas muchas veces a delincuencia, prostitución, propagación de enfermedades, etc. En el caso de España, el problema de las drogas se manifestó como un problema social ya durante los años setenta, apareciendo cierta alarma social ante casos de drogodependientes (asociados sobre todo al consumo de heroína) que delinquían para obtener droga.

La Organización Mundial de la Salud considera que droga es «toda sustancia psicoactiva que introducida en el organismo puede modificar una o más funciones de éste, es capaz de generar dependencia, que se caracteriza por la pulsión a tomar la sustancia de un modo continuado o periódico para obtener unos efectos o para evitar el malestar por su falta». Del mismo modo la OMS definió en 1969 drogodependencia como un «estado psíquico y en ocasiones también físico, debido a la interacción entre un organismo vivo y una sustancia química que se caracteriza por modificaciones del comportamiento y por otras reacciones, entre las que siempre se encuentra una pulsión a consumir la sustancia de forma continua o periódica con objeto de volver a experimentar sus efectos psíquicos y en ocasiones el malestar de su abstinencia. Este estado puede acompañarse o no de tolerancia. Un mismo individuo puede desarrollar dependencia a más de una sustancia; las dependencias múltiples pueden ser simultáneas o sucederse una a la otra o en épocas alternadas».

 

 

Se considera drogodependencia como «el estado físico y/o psíquico resultante de la interacción entre un organismo y una droga, caracterizado por una serie de respuestas comportamentales que incluyen la adicción a dicha droga». Como «el estado resultante de la interacción entre la sustancia y el ser vivo que implica modificaciones en su comportamiento». En el ámbito de la drogodependencia el individuo se orienta, con frecuencia, a un consumo compulsivo de la sustancia con el objetivo de alcanzar sus efectos o evitar las molestias de su privación.

En otras palabras, el término «drogodependencia» o «drogadicción» es sustituido con frecuencia por el de «abuso de drogas» (drug abuse) y «abuso de sustancias» (substance abuse).

El primero hace referencia a una modalidad de consumo de una sustancia que no reporta consecuencias negativas para la persona por producirse en pequeñas cantidades y con una frecuencia mínima. Por otro lado, el abuso se entiende como uso excesivo, esporádico o persistente, no relacionado con una práctica médica aceptable (definición de la OMS).

 

La dicotomía uso/abuso nos remite directamente a la legalidad de la droga. Tenemos drogas legales, como el alcohol y el tabaco, en las que es necesario matizar el concepto de uso-abuso. Son drogas que consumidas en exceso causan importantes perjuicios sociales, psicológicos y fisiológicos.


Casi todas las personas utilizamos algún tipo de droga, bien sea en infusiones o café, cuando estamos enfermos algún medicamento o bien porque somos fumadores o tomamos alcohol durante las comidas o fiestas.

LA ADICCIÓN:

La drogadicción, drogodependencia, o también llamada dependencia a sustancias psicoactivas, es la necesidad que una persona tiene por consumir bebidas con contenido alcohólico u otra clase de drogas (marihuana, cocaína, inhalantes, tranquilizantes, alucinógenos...). Es un hábito arraigado que produce dependencia o compulsión a tomar algo. Esta necesidad no desaparece a pesar de que la persona consumidora o usuaria sufra las consecuencias negativas producidas al momento de consumirlas o después de dejar de usarlas.

Una adicción es una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación que arrastra a la persona adicta lejos de todo lo demás que le rodea. Está representada por los deseos, pensamientos y comportamientos de las personas que actúan en aquellas actividades diseñadas para conseguir la cosa deseada o para comprometerse en la actividad deseada (comportamientos adictivos). Y, a diferencia de los simples hábitos o influencias consumistas, las adicciones son «dependencias» con graves consecuencias en la vida real, que deterioran, afectan negativamente y destruyen relaciones, salud (física y mental) y la capacidad de funcionar de manera efectiva.

En consecuencia, un adicto es una persona «dependiente» de aquella cosa que domina sus pensamientos y deseos y dirige su comportamiento, y la pretensión de esa cosa se convierte en la actividad más importante de su vida. En estados avanzados de adicción, nada es tan importante como la adicción en sí misma.

TOXICOMANÍA:

Etimológicamente el vocablo se halla compuesto por dos raíces: Ttóxico, del griego «toxikon» que significa veneno, y manía del latín «manía» que significa locura parcial con la obsesión de una idea fija. Tendríamos entonces que desde un enfoque etimológico toxicomanía sería la obsesión de consumir tóxico o veneno.

En 1957 un Comité de Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), definió por primera vez toxicomanía como un «estado de intoxicación periódica o crónica producido por el consumo repetido de una droga (natural o sintética) y caracterizado por un deseo insaciable (compulsión) de seguir tomándola y por una tendencia a ir incrementando la dosis». Paralelamente, la misma comisión definiría el concepto habituación como la «condición resultante del consumo repetido de una droga, que se caracteriza por un deseo (pero no compulsión) de seguir tomándola por la sensación de bienestar que genera, así como por su escasa o nula tendencia a ir incrementando la dosis». Toxicomanía y habituación, según estas dos definiciones, difieren en cuanto a necesidad de aumentar la dosis para obtener los mismos efectos (tolerancia) y por la frecuencia de la toma de la droga. Posteriormente, en 1964, la propia OMS recomendó sustituir los dos términos anteriores por el de dependencia.

LA DEPENDENCIA:

La dependencia es la necesidad física y psíquica que experimenta el enfermo para poder desarrollar su vida diaria. La dependencia, como proceso incontrolable, comienza con el uso, luego se cae en el abuso y así se arriba a la drogadicción.

La dependencia es «el estado psíquico y a veces físico causado por la acción recíproca entre un organismo vivo y una droga, que se caracteriza por cambios en el comportamiento y por otras reacciones que comprenden siempre un impulso irreprimible a tomar la droga en forma continuada o periódica, a fin de experimentar sus efectos psíquicos y a veces para evitar el malestar producido por la privación». La dependencia psíquica se define como «una situación en la que hay un sentimiento de satisfacción y un impulso psíquico que requiere la administración regular y continuada de la droga para producir placer o evitar malestar». La dependencia física se define como «un estado de adaptación que se manifiesta por la aparición de intensos trastornos físicos cuando se interrumpe la administración de la droga» o «Compulsión a consumir periódicamente la droga de que se trate, para experimentar un estado afectivo positivo (placer, bienestar, euforia, sociabilidad, etc...) o librarse de un estado afectivo negativo (aburrimiento, timidez, estrés, etc.)».

La dependencia psicológica es lo realmente difícil de superar en el proceso de deshabituación de una adicción. La droga se ha incorporado al metabolismo del sujeto. El organismo se ha habituado a la presencia constante de la sustancia, de tal manera que necesita mantener un determinado nivel en sangre para funcionar con normalidad. Cuando este nivel desciende por debajo de cierto umbral aparece el Síndrome de Abstinencia característico de cada tipo de droga.

En aquellos casos en los que se produce la sustitución del consumo de la droga habitual por otra que produce efectos neurofisiológicos similares se establece el término dependencia cruzada.

La dependencia física se produce cuando el organismo se adapta a la sustancia y la requiere para su funcionamiento, y la dependencia psicológica se da cuando el individuo experimenta un impulso irresistible a consumir, no puede vivir sin una sustancia y la utiliza de forma permanente y  compulsiva.

TOLERANCIA:

La tolerancia hace que cada vez se deba consumir más cantidad de sustancia para lograr los mismos efectos. Tolerancia es «un estado de adaptación que se caracteriza por una disminución de la respuesta a la misma dosis de droga o por el hecho de que para producir el mismo grado de efecto farmacodinámico, es necesario una dosis mayor». Se dice que una droga produce tolerancia cuando es necesario ir aumentando la cantidad consumida para experimentar los mismos efectos. O lo que es lo mismo, cuando los efectos de la misma cantidad son cada vez menores.

 

 

La tolerancia es un indicio de alteración metabólica, consecuencia de un consumo crónico del que el organismo intenta defenderse. Con el aumento de la tolerancia se puede ir escalando desde el uso hacia el abuso para llegar posiblemente a la dependencia. Sin embargo, el punto culmine de la tolerancia es diferente para cada persona y varia también la sustancia.

La tolerancia cruzada es «un fenómeno en el que se toma una droga y aparece tolerancia no sólo a esa droga, sino también a otra del mismo tipo o a veces de otro conexo». Aparece cuando es necesario aumentar el consumo de la droga para que la sustancia de que esta compuesta produzca los mismos efectos que en tomas anteriores de menor cantidad.

En algunos casos la dependencia es tan grande, que el adicto sólo vive para conseguir la droga. La sustancia va a suponer el eje central en la vida de la persona, pasando la mayor parte del día procurando obtenerla o consumiéndola. El organismo se ha habituado a la presencia constante de la sustancia, de tal manera que necesita mantener un determinado nivel de drogas para poder «funcionar». Si no las tiene puede presentarse el síndrome de abstinencia (síntomas físicos y mentales que aparecen al suspender el suministro de drogas) característico de cada sustancia y las características particulares de cada individuo. La importancia del síndrome normalmente radica en que se necesita la droga para que el individuo se recupere de los síntomas y molestias derivados de la abstinencia. Los signos y síntomas que el síndrome representa pueden ser muy variados y derivar en un cuadro clínico de gravedad.

DESINTOXICACIÓN:

Es el proceso encaminado a eliminar los síntomas de dependencia y el síndrome de abstinencia, de tal manera que el cuerpo no sienta necesidad de la sustancia. La desintoxicación conlleva tiempos diferentes según los casos.

DESHABITUACIÓN:

En cuanto a la deshabituación, se entiende que «es un proceso más largo que la desintoxicación, en el que el sujeto elimina o modifica los hábitos relacionados con el consumo de drogas» (Plan Nacional Sobre Drogas, 1998).

 

CARACTERÍSTICAS DEL ADICTO:

- Objeto de deseo: Siempre hay un objeto de deseo. Este es la sustancia, cosa, actividad o relación que conduce a la adicción, sea alcohol, comida, sexo, juego, pornografía, drogas, o cualquier otra cosa que provoque ideas obsesivas y derive en comportamientos compulsivos.

- Obsesión: La conducta adictiva es obsesiva. Existe una obsesión con el objeto de deseo, una necesidad de la cosa que provoca la adicción. Cuando se es adicto a menudo no se puede pensar en otra cosa que no sea la droga, el modo de conseguirla, la forma de administrarla, etc. En general, la adicción es vivida como una obsesión que dirigirá gran parte de su tiempo, su energía y su atención.

- Comportamientos guiados. Existe una compulsión por reducir la ansiedad y satisfacer la obsesión que provoca el comportamiento adictivo.

- Dependencia. Hay una dependencia respecto al objeto del deseo, física o psicológica, y sólo esa cosa puede satisfacer el deseo del adicto(al menos temporalmente).

- Consecuencias negativas: La adicción se convierte en nociva cuando se vuelve en contra de uno mismo y de los demás. Al principio se obtiene cierta gratificación aparente. Pero su conducta empezará a tener consecuencias negativas en su vida. Las conductas adictivas producen placer, alivio y otras compensaciones a corto plazo, pero provocan dolor, desastre, desolación y multitud de problemas a medio plazo. Las consecuencias negativas asociadas a las adicciones afectan a muchos aspectos diferentes de la vida de una persona. Los más importantes son:

 

 

- Relaciones: La relación con la familia, amigos o pareja se altera, aparecen discusiones frecuentes, desinterés sexual, la comunicación se interrumpe, hay pérdida de confianza, alejamiento, etc.
- Trabajo: Cuando una persona tiene una adicción suele restarle tiempo a su trabajo para buscar la droga o recuperarse de su uso, suele llegar tarde, hay menor productividad, deterioro de la calidad del trabajo o pérdida del propio trabajo.
- Economía: Al destinar la mayor parte del dinero a comprar las drogas, apenas queda dinero para otras cosas. Los ahorros se agotan y suele aparecer el endeudamiento. A veces para poder sufragar los gastos de la adicción se ve obligado a recurrir a actividades ilícitas.
- Salud psíquica: Los adictos suelen padecer una amplia gama de trastornos psicológicos, como estados de ánimo negativos e irritabilidad, actitudes defensivas, pérdida de autoestima e intensos sentimientos de culpa.
- Conducta: Cómo conseguir y usar la droga se ha vuelto casi más importante que ninguna otra cosa, los adictos se vuelven egoístas y egocéntricos: No les importa nadie más que ellos mismos.
- Salud Física: La adicción suele conllevar la aparición de multitud de síntomas físicos incluyendo trastornos del apetito, úlcera, insomnio, fatiga, más los trastornos físicos y enfermedades provocadas por cada sustancia en particular.
- Falta de control: El rasgo distintivo de la conducta adictiva es que al tratar de controlarla, la voluntad no es suficiente. La adicción siempre implica una pérdida de control sobre los pensamientos, sentimientos, ideas o comportamientos cuando aparece la cosa deseada. La sustancia o actividad controla a la persona. Los drogodependientes creen que pueden controlar la droga: La cantidad, las dosis, la frecuencia, etc. sin embargo nada hay más equivocado que esta creencia.

- Negación: A medida que los adictos empiezan a acumular comienzan a negar dos cosas: Que la droga o actividad en cuestión constituya un problema que no pueden controlar y que los efectos negativos en sus vidas tengan alguna conexión con el uso de la droga o actividad.

Como la negación es un proceso mental ficticio, negar la propia adicción o sus consecuencias significa, literalmente, estar fuera de contacto con la realidad.

 

 

 






Imagen

Curso a distancia toda España y Latinoamerica: MEDIADOR/A SOCIAL EN PREVENCION DEL ALCOHOLISMO
Duración: 200 horas.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.


OBJETIVO GENERAL DEL CURSO:
Objetivos generales que pretendemos conseguir con el desarrollo de este Curso:
- Reconocer las características y funciones de l@s Mediador@s, así como especificar la importancia de los ámbitos y tipologías preventivas.
- Identificar los datos de consumo de alcohol, conocer los conceptos básicos del alcoholismo, determinar cuáles son los factores de riesgo y protección de las personas frente al alcohol, proporcionar instrumentos de evaluación ante consumos de riesgo, proporcionar una descripción detallada de las complicaciones que el abuso de alcohol provoca en el cuerpo humano, informar sobres las diferentes intervenciones que se lleva a cabo con personas con problemas con la bebida y, por último, conocer las peculiaridades del consumo abusivo de alcohol en jóvenes.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion


 


Imagen

Curso a distancia toda España y Latinoamerica: MEDIADOR/A SOCIAL EN PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS
Duración: 200 horas.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.

OBJETIVOS DEL CURSO:

- Informar, orientar y adquirir los conocimientos necesarios para una acción integral,  diagnóstico, intervención y sobre todo prevención, ante el problema de las drogodependencias.
- Conocer los aspectos de ámbito histórico, psicológico, sanitario, social y educacional que abarcan la acción integral ante las drogodependencias.
- Saber qué entendemos por droga, consensuar criterios entre los diferentes profesionales para así lograr una acción conjunta destinada a la prevención e intervención ante las drogodependencias.
- Conocer cuáles son las características socio-psicológicas que nos permiten identificar a las personas en riesgo y/o potenciales consumidores de drogas.
- Conocer y detectar cuáles son los ambientes socioculturales que favorecen el consumo de drogas.
- Promover actuaciones adecuadas por parte de los diferentes servicios a los problemas derivados del consumo de drogas en los diferentes ámbitos y situaciones en las que ocurran. Actuaciones que pasarían por la prevención, detección en aquellos casos en los que exista sospecha y una intervención directa si fuese precisa.
- Formar a los educadores/as (en su concepción más amplia) como agentes responsables de la prevención y posible actuación ante casos de uso y abuso de drogas.

Así mismo, debemos conocer cuál es la metodología, recursos y materiales con los que contamos a la hora de promover programas de prevención con adolescentes y jóvenes.

FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion



 


Imagen Curso a distancia toda España y Latinoamerica: TÉCNICO EN PREVENCIÓN DE DROGODEPENDENCIAS Y ALCOHOLISMO
Duración: 400 horas. Sin tiempo máximo para realizarlo.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.


FICHA DE MATRICULA para cualquier curso

Solicitar mas informacion

 

 

 

 



imagen animacion servicios educativos y tiempo libre
ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@yahoo.es

http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03



Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger

Instagram